El recuerdo de los Sulky

image

Este es uno de los tesoros que tenemos para vos , aun conserva la matricula para circular y esta en perfecto estado.Pertenece a un campo en Pueblo Garzón Uruguay. Date el gusto de viajar en el tiempo remontarte a siglos pasados y disfrutar en familia y amigos de un paseo una forma mas de disfrutar los campos y chacras en Punta del Este. Nos apasiona encontrar cosas con historia y trasmitir este pasado en cada uno de nuestros objetos. Todo comenzó cuando Inmigrantes ingleses introdujeron el sulky en Argentina en el siglo XIX. En Simoca, provincia de Tucumán, en el noroeste argentino, se puede encontrar la mayor cantidad de estos carruajes en pleno funcionamiento. Tanto es así que esta localidad ha sido declarada Capital Nacional de sulky, razón por la cual desde el decenio de los sesenta se realiza en verano el Festival Nacional del Sulky, que incluye danzas y música folclórica con destacados intérpretes del país, siendo su principal atracción el desfile de sulkys y otros carruajes junto a las caballerías gauchas.Los antecedentes mas cercanos del sulky son la diligencia y la carreta, que entran al Virreinato del Río de la Plata hacia fines del siglo XVI para transporte de personas y equipaje la primera, y para cargas varias la segunda; o con sus caracteres y adaptaciones impuestos por los usos y las costumbres de cada región, siempre tiradas por caballos, mulas o bueyes.
A mediados del siglo XIX, hay datos que consignan la aparición en las comarcas río platenses de una variación de estos transportes reducidos en tamaño, más elegantes, y también tracción a sangre llamados Sulkys, vocablo de origen anglosajón que pretende ubicarlo como “muy solitario”, carruaje aparentemente originario de Australia, también utilizado en las granjas de los colonos británicos en África, de un solo asiento y tirado por un caballo o un avestruz y su uso era para paseo o viajes cortos, haciéndose mas popular en carreras y competencias de velocidad. También se tiene noción que Francia fue su paso previo antes de afincarse en tierras gauchas.
En Tucumán se tienen las primeras noticias del sulky allá por 1880 y al parecer al poco tiempo logro su mayor arraigo en Simoca llegando a ser una postal viva de esta ciudad, trascendiendo las barreras del tiempo con una vigencia indiscutible en pleno siglo XXI. En el resto de la Provincia y del país, ya casi no existen.
Hacia 1960 había más de 6.000 Sulkys patentados y circulando por las calles de Simoca y por los interminables caminos del interior del departamento, con gracia y elegancia incomparables.
Y a pesar de que con el correr de las décadas ha ido menguando el número de estos simpáticos carruajes (subsisten en la actualidad alrededor de 3.000), sigue imponiendo su presencia, estampando en el paisaje su figura enigmática y humilde. Sigue siendo el medio de transporte ideal para los simoqueños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s